miércoles, 24 de marzo de 2010

GUÍAS CANINOS.




Policías educadores y guías exclusivos en la actuación de perros adiestrados para la localización de personas, droga y explosivos.

Otra de las unidades especiales del Cuerpo Nacional de Policía, cuya característica fundamental es la utilización de los perros, en diversas tareas policiales, especialmente en colaboración y apoyo de otras unidades y tareas policiales especiales (Desactivación de Explosivos, Estupefacientes, Protección, salvamento y socorrismo, contención de masas, etc.)

El 1 de enero de 1.945 se creo la Sección de Guías Caninos, ubicándose en Madrid, con 8 perros de raza Pastor Alemán, con la finalidad de luchar contra la delincuencia existente en la época.

Durante 1.945 y 1.946 no existió una organización definida, en la Sección puesto que el número de perros no era constante, incrementándose paulatinamente por la llegada de nuevos canes, hasta conseguir un total de 45 animales, comenzándose el adiestramiento de los mismos en Obediencia, Defensa, Ataque y Rastro, bajo la dirección de un Capitán, Jefe de la Sección, auxiliado por un Brigada del servicio de adiestramiento canino del Ejército alemán.

En 1.947, se crea la Escuela de Adiestramiento Canino de la Policía, componiendo la misma un Capitán, un Teniente un Sargento, siete Cabos y un variado número de Policías en proporción al número de perros.

Las misiones de ésta son la formación de los Guías Caninos, y el cuidado, preparación y adiestramiento de los perros en las mencionadas especialidades para la realización de servicios de custodia de polvorines y persecución de huidos y la reproducción y cría de ejemplares. En un principio se contó con perros de la raza Pastor alemán, incorporándose posteriormente otras razas como el Airedale terrier el Doberman Pinscher y el Boxer, que actualmente están en desuso.

Durante los años 1.945, 1.946, 1.947, y 1.949, perros de esta Escuela fueron agregados a las Comandancias de la Guardia Civil de Granada, Ávila, Orense, Lugo, La Coruña y Oviedo, siendo tan eficaces sus resultados que en el año 1.950 la Guardia Civil crea su propia Escuela de Adiestramiento, formándose sus monitores en la nuestra. Por ello podemos sentirnos orgullosos de ser el primer Cuerpo policial español que ha tenido estos animales en servicio y ha sido nuestra Escuela la que ha formado a los demás. (Podemos citar que tanto la Policía Autónoma Vasca como los Mozos de Escuadra (Policía Autonómica de Cataluña) formó a los primeros integrantes de sus Unidades Caninas en nuestra Escuela, en el año 1.991)

Con el devenir del tiempo, la especialidad se fue acoplando a las nuevas necesidades operativas, incrementándose las tareas, en función del cambio en la delincuencia, las modernas formas de criminalidad y en los actuales requerimientos sociales.

El 1 de enero de 1.945 se creo la Sección de Guías Caninos, ubicándose en Madrid, con 8 perros de raza Pastor Alemán, con la finalidad de luchar contra la delincuencia existente en la época.

Durante 1.945 y 1.946 no existió una organización definida, en la Sección puesto que el número de perros no era constante, incrementándose paulatinamente por la llegada de nuevos canes, hasta conseguir un total de 45 animales, comenzándose el adiestramiento de los mismos en Obediencia, Defensa, Ataque y Rastro, bajo la dirección de un Capitán, Jefe de la Sección, auxiliado por un Brigada del servicio de adiestramiento canino del Ejército alemán.

En 1.947, se crea la Escuela de Adiestramiento Canino de la Policía, componiendo la misma un Capitán, un Teniente un Sargento, siete Cabos y un variado número de Policías en proporción al número de perros.

Las misiones de ésta son la formación de los Guías Caninos, y el cuidado, preparación y adiestramiento de los perros en las mencionadas especialidades para la realización de servicios de custodia de polvorines y persecución de huidos y la reproducción y cría de ejemplares. En un principio se contó con perros de la raza Pastor alemán, incorporándose posteriormente otras razas como el Airedale terrier el Doberman Pinscher y el Boxer, que actualmente están en desuso.

Durante los años 1.945, 1.946, 1.947, y 1.949, perros de esta Escuela fueron agregados a las Comandancias de la Guardia Civil de Granada, Ávila, Orense, Lugo, La Coruña y Oviedo, siendo tan eficaces sus resultados que en el año 1.950 la Guardia Civil crea su propia Escuela de Adiestramiento, formándose sus monitores en la nuestra. Por ello podemos sentirnos orgullosos de ser el primer Cuerpo policial español que ha tenido estos animales en servicio y ha sido nuestra Escuela la que ha formado a los demás. (Podemos citar que tanto la Policía Autónoma Vasca como los Mozos de Escuadra (Policía Autonómica de Cataluña) formó a los primeros integrantes de sus Unidades Caninas en nuestra Escuela, en el año 1.991)

Con el devenir del tiempo, la especialidad se fue acoplando a las nuevas necesidades operativas, incrementándose las tareas, en función del cambio en la delincuencia, las modernas formas de criminalidad y en los actuales requerimientos sociales.

Así en enero de 1.973 un Sargento americano de la Base de Torrejón de Ardoz dona a la Policía Española, un perro de su propiedad, de la raza Pastor alemán, adiestrado en la detección de drogas, siendo asignado a un Guía que se hace cargo del mismo y realiza un Curso sobre los métodos que se emplean para el adiestramiento en dicha Especialidad, impartido por militares americanos en la propia Base. En 1.975 se realizan los primeros servicios en esta Especialidad, dado que el tráfico y consumo de sustancias estupefacientes, principalmente hachís, empieza a ser un problema preocupante en nuestro país.

A raíz de los atentados terroristas con explosivos que se perpetraron a principio de los años 70, se vio la necesidad de adiestrar perros en la detección de este tipo de sustancias, comenzando la operatividad en este campo en 1.976, con un pequeño contingente de funcionarios y perros, viéndose incrementado paulatinamente el número de estos a medida que los grupos terroristas aumentaron su actividad. En 1.994, a pesar de tener operativos perros de rastreo, se comienzan a adiestrar perros en la especialidad de rescate de personas en escombros y grandes superficies, con técnicas diferentes a las que se estaban utilizando hasta ese momento.

La efectividad de la Especialidad de Guías, demostrada en innumerables servicios, hace que la misma se vaya expandiendo por todo el territorio nacional, creándose las siguientes Unidades:

· Año 1.989: Barcelona y Sevilla

· Año 1.990: Bilbao, La Coruña, Las Palmas, Málaga, Valencia

· Año 1.993: Oviedo y Zaragoza.

· Año 1.996: Algeciras, La Línea de la Concepción y Madrid (Jefatura Superior).

La Sección de Guías Caninos de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, cuenta con perros adiestrados en las especialidades de:

Detección de drogas.

Detección de Explosivos

Defensa y ataque.

Rescate (búsqueda y localización de personas en superficie o en escombros).

Su ámbito de actuación es en todo el territorio nacional.

Las Unidades Periféricas cuentan solamente con perros adiestrados en la detección de drogas o explosivos, si bien, las de mayor entidad poseen perros de acompañamiento para realizar servicios en los campos de fútbol, o en grandes concentraciones de masas.

Su ámbito de actuación preferente se circunscribe a la demarcación de la Jefatura Superior correspondiente.

Las Unidades Periféricas pueden tener entidad de Grupo Operativo, al mando de un Inspector, o Subgrupo Operativo, al mando de un Subinspector, atendiendo al número de funcionarios que las componen.

Todos los funcionarios adscritos a Guías Caninos, son responsables de dos perros. Los Guías de Sección Central, especializan a uno de sus canes en la detección de explosivos y el otro en cualquiera de las áreas de trabajo de la Sección (drogas, defensa o rescate), mientras que en las Unidades Periféricas se especializan en explosivos y drogas.

Las misiones que se desempeñan son las siguientes:

Detección de explosivos: Servicios de carácter preventivo y amenazas de bomba, reales o simuladas.

Detección de drogas: Colaboración y apoyo con los Grupo de estupefacientes de toda España. Estos perros se emplean de forma preventiva en estaciones de tren y de autobús, barcos, centros docentes o puntos considerados "calientes".

Defensa y ataque: Disuasión de perturbadores del orden en encuentros de fútbol u otros acontecimientos de masas considerados conflictivos o de alto riesgo.

Rescate: Localización de personas sepultadas bajo escombros por catástrofes naturales o provocadas. Localización de personas en grandes superficies.

CURSO DE ESPECIALIZACIÓN EN GUÍA CANINO.

Este Curso está dirigido a los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que quieren ingresar en la Especialidad de Guías Caninos. Tienen una duración de 20 semanas, en las que los alumnos adquieren los conocimientos teóricos y prácticos tendentes a la adquisición de las capacidades necesarias para ser Guía Canino.

El Curso se divide en dos ciclos lectivos:

Ciclo Selectivo, de 6 semanas de duración en el que se podrá causar baja del curso por inadecuación al perfil del puesto de trabajo al que se aspira. En lo que a la especialización se refiere, el ciclo se caracteriza, fundamentalmente, por la adquisición de conocimientos cinológicos que permitan la adaptación guía-perro y el adiestramiento de éste en técnicas de obediencia básica.

Ciclo de Capacitación, orientado fundamentalmente a la adquisición de conocimientos necesarios para el adiestramiento del perro en técnicas de detección de drogas o localización de explosivos. Tiene una duración de 14 semanas.

A los alumnos que realizan este Curso se les dota de un perro, que saldrá especializado en el área de drogas o explosivos, con el que se incorporará al servicio operativo a la finalización del mismo.

Para poder participar en el curso, los requisitos que se exigen son los siguientes:

- Ser funcionario de carrera del Cuerpo Nacional de Policía de las Escalas Básica o de Subinspección, con más de un año de antigüedad en el Cuerpo.

- Superación de unas pruebas de Cultura física.

- Realización de pruebas psicotécnicas orientadas a la evaluar las aptitudes y rasgos de personalidad de los candidatos, teniendo como referencia las características del puesto de trabajo al que se aspira.

- Entrevista personal, con el fin de contrastar los datos obtenidos durante el proceso y poder determinar la idoneidad o no del candidato para las funciones propias del puesto.

- Pruebas Técnico-profesionales sobre conocimientos cinológicos, veterinarios de operativa policial de Guías Caninos.

CURSOS DE ACTUALIZACIÓN CINOLÓGICA

Dirigidos a funcionarios que pertenecen a la Especialidad de Guías Caninos y a aquellos otros funcionarios con los que esta especialidad está íntimamente relacionados, como son los que trabajan en el área de los estupefacientes, explosivos y la seguridad ciudadana.

Son cursos planificados y diseñados para una puesta al día de los Guías Caninos en drogas, explosivos y nuevos métodos de adiestramiento y un mayor conocimiento de la operatividad policial de las Unidades de Guías por parte de los otros funcionarios policiales.

La duración de estos cursos es de 1 semana (cinco días lectivos).

CURSOS ESPECÍFICOS PARA GUÍAS CANINOS.

Son cursos exclusivamente diseñados para Guías Caninos.

La planificación de estos cursos está abierta a las necesidades de formación de las Unidades y hasta la fecha han tratado de temas tan diversos como los siguientes:

- Curso de Figurantes en Defensa civil-policial.

- Curso para Equipos Caninos de Rescate y Salvamento.

- Curso informativo de drogas.

- Curso informativo de explosivos.

- Curso de Obediencia Avanzada etc.

La duración de estos Cursos es de 1 a 2 semanas.s, dependiendo de la materia que trate.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada